Borja anima su fin de semana con arte, libros y hasta un ‘roleplay’

Las actividades que Borja ha preparado este año para la IV edición del FAN, comenzaron el viernes 20 en la Casa de Aguilar, donde el Presidente del Centro de Estudios Borjanos presentó la obra ‘Los molinos y otros relatos’ en la que se reúnen los trabajos presentados al pasado certamen de microrrelatos, convocado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Borja, con ocasión de la pasada edición del festival.

Intervino Dª Julia Ciria Matilla, en su condición de ganadora del Primer Premio de ese certamen, con el relato ‘Los molinos’ que da título a la obra presentada. Junto con esa presentación, se llevó a cabo la inauguración de la exposición ‘Los monstruos de la razón’ que el joven artista borjano Jorge Andía presenta en las bodegas de la Casa, durante estos días. Cerró el turno de intervenciones el Concejal Delegado de Cultura D. Carlos García Viñal quien agradeció la colaboración de entidades y personas al éxito del festival.

En el vestíbulo de entrada se muestran los originales de los dibujos que ilustran el libro de relatos, junto con algunos óleos de gran formato. En las bodegas, se exhiben obras dentro de una línea de creación onírica en la que el artista, Jorge Andía, discurre en su búsqueda de nuevos horizontes. La exposición causó auténtica sorpresa entre los asistentes y fueron numerosas las felicitaciones que recibió el artista, así como palabras de aliento para continuar su trayectoria de la que tanto se espera.

Las actividades continuaron el sábado 21 con la presentación de Fernando Marías de su libro ‘La isla del padre’. El acto congregó a un nutrido grupo de personas, algunas de ellas pertenecientes al Club de Lectura de la Biblioteca Municipal. El Presidente del Centro de Estudios Borjanos comentó la suerte de contar con la presencia de un escritor destacado, cuya brillante trayectoria viene avalada por una larga relación de premios y galardones, entre ellos el Premio de Novela «Ciudad de Barbastro» al que el autor se refirió posteriormente, con agradecimiento pues fue el primero que recibió.

En su intervención, Fernando Marías abordó con palabras cargadas de emoción, en muchos momentos, de las razones que le impulsaron a escribir esta obra, así como al proceso creativo de la misma. Un libro autobiográfico en el que rinde homenaje a la memoria de su padre y a su relación con él y con el que ha querido saldar, en buena medida, una deuda de gratitud. Curiosamente, el éxito de la obra ha superado las previsiones, probablemente porque al reflejar una época y unas circunstancias determinadas, muchos de sus lectores se sienten identificados con lo que se narra. Tras el acto hubo un debate y el autor firmó ejemplares.

También el sábado 21, tuvo lugar una actividad por las calles de Borja llamada ‘Roleplay’ que giraba en torno al mundo del misterio y que estuvo patrocinado por Cruz Roja Juventud.  El juego, desarrollado en diferentes espacios en torno a la plaza del Mercado, tenía como objetivo la resolución de un crimen, contando con las pistas facilitadas por diferentes personajes a los que los participantes podían interrogar.

Miembros de Cruz Roja Juventud y otros distinguidos colaboradores participaron en el juego, caracterizados como los personajes relacionados con el crimen, de cuyo interrogatorio podían obtenerse las pistas necesarias para la resolución del enigma. Todo ello, con una sugerente ambientación musical que, además, marcaba los tiempos concedidos a los jugadores mediante una estridente sirena. Se contaba, también, con la presencia de un perro policía (en realidad perra), por si la habilidad de los jóvenes no era suficiente para identificar al asesino.

Por la noche tuvo lugar en el Teatro Cervantes la actuación ‘No somos ná’ de Facultad Mermada.