Aragón Negro Gastronómico, un original producto turístico de interior que desestacionaliza la oferta

ARTURO GASTÓN | ARAGÓN NEGRO GASTRONÓMICO

Medio centenar de bares, restaurantes, cafeterías, hoteles, escuelas de hostelería y coctelerías han participado en Aragón Negro Gastronómico 2020, una de las áreas de expresión artística pertenecientes al FAN. Todos ellos se han sumado al objetivo de desestacionalizar la oferta turística aragonesa con el desarrollo de propuestas únicas y experienciales.  Implicar a la hostelería en un proyecto que genera afluencia de público en temporada baja han sido algunas de las motivaciones de la última edición de Aragón Negro Gastronómico. Por este motivo, ha contado con la colaboración de Turismo de Aragón y el apoyo de la dirección general de Turismo del Gobierno de Aragón.

Aragón Negro Gastronómico es una propuesta turística que pone en valor a un territorio de interior como el aragonés. Gastronomía y cultura se dan la mano en cada edición desde una perspectiva diferente, atractiva y pionera en España. El  director del Festival Aragón Negro, Juan Bolea (FAN), el coordinador de Aragón Negro Gastronómico, Arturo Gastón, sostienen que esta propuesta gastronómica, el primer festival culinario del año en Aragón, es “un éxito que no solamente cumple sus objetivos, sino que prevé un notable crecimiento y expansión en todo el territorio aragonés para los próximos años”.

En este sentido y en la línea de trabajo expresada por la directora general de Turismo, Elena Allué, la organización de Aragón Negro Gastronómico desea poder contribuir a que Aragón pase a ser la primera Comunidad española en turismo de interior de la mano de los mejores chefs, algunos de ellos referentes nacionales, que ponen su genialidad al servicio del género negro.

Calidad, creatividad y desestacionalización son las armas que emplea Aragón Negro Gastronómico para incrementar el número de turistas que vienen atraídos por el festival durante el mes de enero y tras las vacaciones de Navidad.

Parafraseando a Allué, ahora se trata de vestir bien esta iniciativa y promocionarla, con ambición y en ámbitos nacionales, para que la gastronomía del FAN forme también parte de la oferta turística aragonesa.