Carnicería Manolín, humor negro en Illueca

ARTURO GASTÓN | ARAGÓN NEGRO GASTRONÓMICO Aragón Negro Gastronómico está abierto a la participación de cualquier iniciativa gastronómica basada en el género delictivo. Como muestra de la diversidad de planteamientos que recibimos contamos con unos divertidos cómplices situados en el corazón de la Comarca del Aranda. En Illueca, tierra del célebre Papa Luna, se encuentra una carnicería de cuarta generación, Manolín, con obrador propio y una familia especializada en chacinerías, despojos, menudencias y otras delicias que elaboran ellos mismos, cada día, en la trastienda de su comercio.

Poco después de conocer la existencia de Aragón Negro Gastronómico recordaron una película francesa, Delicatessen, que se desarrollaba  en una siniestra carnicería. La obra dirigida por Jean-Pierre Jeunet está cargada de humor negro, en un contexto social de hambruna extrema en la que escasea la carne de origen animal.

El casero del edificio es también un carnicero carente de escrúpulos, que publica anuncios para captar víctimas. Los incautos que acudan al reclamo se convertirán en la apetecible oferta del negocio. Esta siniestra metáfora incorpora las acciones de unos vegetarianos convertidos en grupo de resistencia. Serán los que procuren evitar que el protagonista sea transformado en varios kilos de exquisitos filetes frescos.

Recuerda, si pasas por Illueca pregunta por esta carnicería, entra en su interior, quizás te conviertas en su próxima delicatessen.  

Aquí encontrarás mucha más información y propuestas gastrodelictivas.