Dos Estrellas Michelin se suman a Aragón Negro Gastronómico

La apuesta por la calidad de la oferta gastronómica de Aragón Negro se ha visto reforzada con la participación de los restaurantes Lillas Pastia (Huesca) y El Batán (Tramacastilla, Teruel). Ambos establecimientos cuentan con una Estrella Michelin y un indiscutible prestigio.

La Taberna de Lillas Pastia, llamada así en honor a la novela y ópera Carmen, es reconocida por una cocina actual completamente pegada al territorio. En temporada, se convierte en un lugar indispensable para disfrutar de la trufa negra. El chef Carmelo Bosque abrió las puertas de esta restaurante en el 1995, en la antigua biblioteca del Círculo Oscense, el edificio modernista más notable de la ciudad, conocido popularmente como el Casino de Huesca. Para Aragón Negro Gastronómico se ha inspirado en la obra de Läckberg, una Tormenta de nieve y aroma de almendras, para ofrecernos una Ventresca de Atún con aroma de almendras amargas.

El 26 de enero el Batán nos ofrece una cena maridada  basada en el género negro. Una cita imprescindible en la localidad de Tramacastilla, donde ejerce de anfitriona María José Meda, propietaria y chef de un antiguo molino situado junto al río Guadalaviar.  El Batán es una muestra genuina de arquitectura popular por su sencillez y encanto. Su cocina, presidida por el respeto a la materia prima, con creatividad y técnicas modernas, cosecha cada vez más seguidores y acapara la atención de la crítica gastronómica internacional. No te olvides de reservar, se agotan las plazas: 978706070.

Lillas Pastia, en Huesca.
Lillas Pastia, en Huesca.

ZARAGOZA | ARTURO GASTÓN

FOTOS | ESTABLECIMIENTOS