Zaragoza | Toña Estévez: “El cine negro francés sabe mantener su propia e inconfundible personalidad”

ZARAGOZA | JUAN MARI SAURAS

Como cada año, la Filmoteca de Zaragoza se convierte, de la mano del Festival Aragón Negro y bajo la batuta de su director Juan Bolea y Toña Estévez, responsable de la institución, en la puerta de entrada a un mundo frío en el que hombres duros enfundados en gabardinas siguen los pasos de mujeres de figura seductora y oscuras intenciones. Un nuevo ciclo de cine negro, esta vez centrado en algunas de las producciones francesas más emblemáticas del género, disfrutará de la hospitalidad de la Filmoteca hasta finales de enero.

La relación entre ambas organizaciones nació junto con el propio festival y, en palabras de Toña Estévez, “ha sido siempre una colaboración muy positiva. Son ciclos que han funcionado fantásticamente entre el público y Juan Bolea tiene la virtud de dar muchísima libertad a los programadores. Por lo tanto trabajar en Aragón Negro resulta muy gratificante y los espectadores de la Filmoteca así lo reconocen al llenar la sala una y otra vez”. Una estrecha cooperación que ha cristalizado en la exposición de tres clásicos del cine negro francés, casi “un subgénero dentro del estilo muy interesante en el sentido de que se atiene a las normas del cine negro clásico pero con rasgos que se distinguen muy bien: personajes fríos, ambiguos, que se mueven siempre en un escenario de muchísima corrupción. Y aun manteniendo las claves del cine negro de mujeres fatales, de hombres con gabardina, señores con gorros y pistolas saben mantener su propia e inconfundible personalidad, y por eso me interesaba especialmente mostrar estas películas”.

Las tres obras seleccionadas para configurar la propuesta del ciclo son Las Diabólicas, de H.G. Clouzot; A pleno sol, dirigida por René Clemént; y la ópera prima de Jean-Luc Godard Al final de la escapada. Al ser preguntada por la elección de estas películas Toña Estévez lo tiene claro: “Las Diabólicas me interesaba, aparte de porque es una grandísima película, porque combina muy bien los elementos del cine policíaco con otros propios del cine fantástico y el eje temático del Aragón Negro de este año era gánsteres y espíritus, y esta película está justo en ese punto. Es una película fantástica, protagonizada por Simone Signoret y Véra Clouzot y que fue seleccionada como la mejor producción del momento por la asociación de críticos de Nueva York. Una obra muy recomendable.

A pleno sol de René Clemént, cuenta con una fotografía maravillosa y la copia que poseemos está en perfecto estado. Es la adaptación de la novela de Patricia Highsmith El talento de Mr. Ripley, aunque más que una adaptación es una versión cinematográfica dado que René Clemént cambió incluso el final de la novela. No obstante Patricia Highsmith siempre declaró que era la mejor versión de una de sus obras, y cuenta como protagonista con un jovencísimo Alain Delon en un papel magnífico. Creo que perderse esta película casi debería ser delito la verdad. Y la tercera película del ciclo es la primera película de Jean-Luc Godard, Al final de la escapada. Esta película supuso el reconocimiento mundial de la Nouvelle Vague y contó con la participación de otros grandes nombres del movimiento como Fracois Truffaut o Claude Chabrol. Siendo ganadora del Oso de Plata en el Festival de Berlín y protagonizada por Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg en dos papeles maravillosos poco más se puede decir. Otro delito perdérsela”.

Con estas obras, “grandes contribuyentes de esos ambientes que todos asociamos al género negro”, la Filmoteca de Zaragoza renueva su compromiso con el FAN e invita a todos a disfrutar del placer de contemplar algunos de los crímenes mejor rodados de la historia.