Calamocha | Francisco Romero presenta su ‘Mal’ ante los calamochinos, que cerrarán el FAN a mediados de febrero

CALAMOCHA | PILAR ESTEBAN

El escritor almagreño, Francisco Romero, presentó en Calamocha (Teruel) su novela «El Mal» ante miembros del club de lectura de la Biblioteca Municipal de Calamocha y demás público, que se acercó para conocer de cerca a este escritor que, aunque singular, resulta tremendamente interesante tanto por su obra como por la concepción que tiene del mundo que rodea al autor y al acto creativo.

Romero reivindicó y argumentó el hecho de que un autor puede ser dueño del proceso completo en la creación literaria, desde el primer momento en que nace la idea hasta que se entrega el libro al lector. Este hecho despertó la curiosidad entre las personas presentes y fueron varias las preguntas que, en torno a este tema, se le formularon. El autor dijo que «el escritor se ha convertido en una pequeña parte de la industria editorial, donde en el mejor de los casos percibe el 10% de lo que genera su obra, y, en muchos casos, ni siquiera elige los temas sobre los que escribir, por eso reivindico el proceso completo y por eso asumí en su día el reto de convertirme en editor de mi propia obra y de abrir una tienda en la que, a la vez que es mi estudio, donde escribo, también es mi librería, donde vendo mis novelas, mis cuentos, en definitiva, mi obra».

Este escritor, que tiene 10 novelas publicadas, que cuenta con más de 20 obras de teatro, varios cuentos, diversos relatos, además de guiones de adaptaciones teatrales, ha sido galardonado con diversos premios como el Dulce Chacón, de Novela Corta, el Río Manzanares de Novela o el Alejandro Casona, de teatro. Su calidad literaria así como su forma peculiar de entender el proceso creativo quedó de manifiesto a la hora de analizar su novela «El Mal». De la opinión de que en el ser humano perdura más el mal que el bien, refleja esta postura en esta obra que afronta el estado de un escritor que se queda sin tiempo y sin ideas, enfrentándose al último reto, el de narrar sus memorias. El discurso claro, sensato y sencillo queda claramente reflejado en toda su obra y, especialmente en su novela «El Mal».