Pina de Ebro | La memoria de los aragoneses deportados a los campos nazis llega al municipio con el FAN

PINA DE EBRO | MARISA FANLO

Pina de Ebro ha recordado a los siete vecinos que fueron asesinados en los campos nazis entre 1941 y 1945. Además, acoge una exposición, hasta el 17 de febrero, y una charla este lunes 28, a las 19.00 horas, sobre la deportación republicana a los campos de exterminio nazis.

El acto del sábado 26 se celebró en el antiguo convento de los Franciscanos de Pina y, además, de la alcaldesa y varios concejales y concejalas del ayuntamiento, asistieron familiares de los asesinados, así como Josep San Martín, delegado en Aragón de la Amical de Mauthausen y otros campos, y miembro del Comité Internacional de Mauthausen, y Julio Embid, director general de Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón.

La fecha fue elegida porque el 1 de noviembre de 2005 la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 27 de enero Día Internacional en memoria de las víctimas del Holocausto y en prevención de los crímenes contra la humanidad, ya que ese día de 1945 se produjo la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau.

En Pina, ese mismo año 2005, en mayo, se aprobó en pleno colocar una placa en recuerdo de los vecinos de nuestro pueblo que fueron asesinados en campos de concentración y exterminio nazis. Ahora, por fin, desde el ayuntamiento cumplimos ese acuerdo.

Puede resultar extraño que este acto lo incluyamos dentro del Festival Aragón Negro; pero no lo es tanto si pensamos en la cantidad de películas, libros, exposiciones y otros productos culturales, que nos recuerdan los crímenes que se produjeron en Europa en los años 30 y 40 del siglo XX. Porque la memoria, tanto la particular de cada uno de nosotros y nosotras como la memoria universal, están en la base de la creación artística.

Y el sábado 26, queríamos hablar de la importancia de la memoria, de la importancia de recordar, de la importancia de no olvidar los nombres de quienes, como dice la Ley de Memoria Democrática de Aragón, aprobada el pasado año por las Cortes de Aragón, “padecieron confinamiento, torturas y, en muchos casos, la muerte en campos de concentración y exterminio europeos o bajo dominio fascista”. Un episodio que no debemos olvidar y que es de lo más negros de la historia de la humanidad.

Por ello se demostró que no olvidamos a Emilio Abadía del Ruste, a Pablo Aparicio Conejero, a Benito Blasco Calvo, a Francisco Bosque Villanueva, a Julio Mermejo Miguel, a Alejandro Salvador Cavero y a Teodoro Sanz Gómez, que permanecerán en una placa para intentar que nunca se olvide la barbarie nazi y que nunca se repita.

FOTOS: AYUNTAMIENTO DE PINA