La profesión de médico forense es bastante desconocida entre la mayoría de la gente, incluidos los espectadores de las series CSI. En esas películas, tan de moda, concebidas argumentalmente para televisión en episodios de tres cuartos de hora de duración, todo casa como por arte de magia. En sus hollywoodienses elencos, el forense ha sustituido al inspector, incluso al instructor del caso (rol que en Estados Unidos corresponde al fiscal; en España, al juez). Pero no es así, ni mucho menos, el trabajo de un forense en nuestro país.

Uno de los mejores, el especialista aragonés Salvador Baena, destinado en el Instituto de Medicina Legal de Aragón, lo explicó con todo lujo de detalles en una charla ofrecida en la bella localidad turolense de Calaceite.

Ante un público muy numeroso e interesado, Baena fue desgranando su labor y la de sus compañeros en las investigaciones criminales emprendidas por la Policía Nacional o Guardia Civil a raíz de cualquiera de los asesinatos que suelen conmocionar a la opinión pública. Pero, ¿qué debe hacer un forense en la escena del crimen?¿Cuáles deben ser sus primeras precauciones y decisiones si pretende no solo no contaminar las pruebas, sino interpretarlas correctamente?

Entre otros muchos aspectos, Baena explicó cómo se determina la data de la muerte, qué tecnología se emplea para medir la temperatura de los cuerpos y el avance de los fenómenos cadavéricos, o cómo se buscan, conservan y analizan las huellas de cualquier tipo que puedan resultar decisivas a la hora de atribuir la autoría de un crimen.

Sin limitarse a la investigación criminal, el forense expuso otros supuestos y circunstancias en los que es necesaria la intervención de un forense, desde la identificación en base a concordancias de ADN al examen de las víctimas de malos tratos, accidentes de toda índole, intoxicaciones, suicidios y un largo etcétera de situaciones límite.

Con actividades tan apasionantes y, a la vez, divulgativas como ésta, Calaceite acrecienta un prestigio cultural ganado a pulso en el pasado y estimulado en el presente por la dedicación de un Ayuntamiento con una alcaldesa, Carlota Núñez, y un concejal de Cultura, José Manuel Anglera, comprometidos con una programación de calidad y con la puesta en valor de su tesoro patrimonial.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.