El pasado sábado Valderrobres vivió una jornada mágica enmarcada dentro de la programación del Festival Aragón Negro.

La Sala de las Chimeneas del Castillo de Valderrobres fue el escenario perfecto para que las historias narradas cobraran vida en la imaginación de cada uno de los asistentes. La magia y los personajes heroicos estuvieron presentes durante toda la parte infantil. Más tarde, la noche dio paso al erotismo y la temperatura subió… No apta para cardíacos.

Las palabras de Cristina Verbena, Magda Labarga, Yoshi Hioki y Juan Arjona no pararon de escucharse. Cuatro narradores muy diferentes entre ellos, que se complementaron a la perfección durante toda la sesión, dotándola de una gran riqueza y haciéndola dinámica de manera que las horas pasaban casi sin querer.

Probablemente, esto solo sea el principio de muchos maratones futuros que deleiten a los habitantes de este municipio turolense.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.