ZARAGOZA | ADRIÁN SEBASTIÁN

La novela negra y social de Laura Gomara pone la nota reivindicativa en el FAN

Hay dos cosas que hacen de ‘Vienen mal dadas’ una novela negra diferente. Una es el género de su protagonista, femenino, y otra es su crítica social, ya que la crisis económica es la temática que envuelve el argumento de la obra. Estos dos elementos han convertido la presentación del primer libro de Laura Gomara, celebrada este sábado 20 de enero, en uno de los eventos más reivindicativos del Festival Aragón Negro, aunque no será el único, pues el próximo jueves 25, en la Gala del Festival, se leerá un manifiesto a favor de la mujer apoyado por numerosas personalidades.

En el acto han estado además presentes Ana Villaroya, directora de la Casa del Libro de Zaragoza, y el director del Festival Aragón Negro, Juan Bolea, que ha ejercido de maestro de ceremonias. Este último ha destacado la calidad de ‘Vienen mal dadas’, una obra que «no parece una primera novela», y ha alabado a la autora: «Es un nombre que está empezando a sonar con mucha fuerza y con mucho prestigio en el ámbito de la crítica literaria, porque es un debut realmente interesante».

En la sólida construcción de los personajes que ha elaborado Gomara destaca la protagonista, Ruth Santana, una mujer en apuros económicos que permite a la autora desarrollar una aguda crítica social. Ruth podría ser cualquiera de esas personas ahogadas por la crisis que nos hemos cansado de ver en los telediarios en la última década. Ha sido desahuciada y sigue teniendo que pagar la hipoteca de su piso; está pluriempleada,  pero ni aún así reúne un salario decente.

Una de esas chicas que todos conocemos y que es tan real que podría ser la propia Gomara. «El origen de Ruth Santana es una cosa que me pasó a mí», explica la escritora catalana. En el primer capítulo del libro, a la protagonista le ofrecen una depilación láser rebajada que solo cuesta 400 euros. Ante la insistencia de la dependienta, que no deja de intentar convencer a Ruth, esta le responde: ‘¡es que tengo 10 euros para pasar el mes!’. «Eso me pasó a mí», insiste Gomara.

Ahí surgió el personaje: «Cuando salí del local, pensé: ‘yo tengo que escribir un cuento de esto’. Pero no tenía novela, porque me faltaba una parte, me faltaba Hugo Correa». Este último es el líder de una banda de atracadores que ofrece a Ruth una mejora de su situación económica a cambio de su colaboración en ciertas actividades delictivas. «Los delincuentes son de película de Berlanga. Son delincuentes cutres, no son de carrera, son un poco pringados», explica la escritora catalana. Para Bolea, este tipo de personajes y en ocasiones el estilo de la novela recuerdan a obras de Vázquez Montalbán, Pío Baroja o incluso Dickens.

El dilema moral de Ruth, que deberá dejar de lado sus principios debido a sus problemas económicos para trabajar con los atracadores, es uno de los elementos clave de la novela, que es más social que policíaca e incluso una «novela moral», como la ha calificado la propia Gomara. Aunque la escritora avisa del peligro de los justicieros: «No quiero animar a la gente a atracar cajeros. Las cosas mejoran un poquito en la novela, pero no es justicia, más bien se toman la justicia por su mano», remata.

En cualquier caso, la presencia de una protagonista femenina fuerte encaja con una de las temáticas principales de la V Edición del FAN: el papel de las mujeres en la novela negra. De hecho, uno de los eventos estrella es la exposición ‘HNegra’, que puede visitarse estos días en el IAACC Pablo Serrano, y que reivindica el papel de los personajes femeninos en este género literario, demasiadas veces retratadas solo como mujeres fatales o ángeles protectores. «Cuando veo esas novelas con personajes femeninos tan debiluchos, yo me pongo muy mala», explica Gomara.

RELATOS DEL TALLER LITERARIO ’12 LUNAS’

El intercambio de pareceres literarios de Bolea y Gomara ha estado amenizado por la lectura de los relatos literarios de dos participantes del taller de escritura 12 Lunas. Acuaria Mágico ha recitado un texto llamado ‘La tienda de ropa’, en el que la protagonista relata cómo van cambiando la vida y los clientes de un comercio de moda de alto standing durante varias décadas, dejando para el final una sorpresa sobre su identidad. Mientras, Asta Jansson, en su obra ‘Sin hogar’, habla de la experiencia de una joven sin techo en el frenético día a día de Nueva York que, en otro giro final, se encontrará una aparición inesperada.

Bolea le ha pedido a Gomara un consejo para los jóvenes escritores y la autora ha recomendado empezar escribiendo «sobre las calles que recorres todos los días, sobre la ciudad en la que vives». También ha adelantado que solo le quedan cinco capítulos para terminar su próxima novela, un anuncio con el que ha puesto fin a una mañana de literatura negra, crítica social y mujeres protagonistas.

FOTOS | FESTIVAL ARAGÓN NEGRO

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.