ZARAGOZA | JUAN MARI SAURAS

Mujeres fatales o ángeles protectores. Enemigas rodeadas de un halo de tentación, o níveos objetos de ambición y deseo. Esos han sido los papeles que de forma habitual, se han reservado para las mujeres en la ‘literatura noir’. Un género eminentemente varonil tanto dentro como fuera de los relatos que conforman su oscuro universo, y que ha impedido en mayor o menor medida la liberación por parte del sexo femenino de los tópicos que construyen su personalidad literaria.

Una dinámica que desde el Festival Aragón Negro, una de las citas culturales más importantes de la región, pretenden romper o, cuanto menos, cuestionar. En busca de ese objetivo, han optado por erigir la reivindicación del papel de las mujeres en la literatura en uno de los pilares de su V Edición. Intenciones que se han materializado en un potente despliegue de actividades y eventos comprometidos con dicho ideal, y cuyo mejor ejemplo es la inauguración este miércoles 17 de enero, de la exposición ‘HNegra’ en el IAACC Pablo Serrano.

Surgida de la prolífica mente del escritor Fernando Marías, la muestra reúne el trabajo de 22 escritoras que han dado vida a diferentes relatos englobados en el género negro, pero con un rasgo común: todos ellos están protagonizados por mujeres. Un paso “necesario”, en palabras del autor, para descubrir nuevos matices femeninos en la literatura negra e iluminar algunos de los claroscuros que ha dejado el predominio masculino en el género.

Entre las narradoras participantes figuran desde nombres bien conocidos para los aficionados al estilo, como Cristina Fallarás, Rosa Ribas o Empar Fernández, hasta autoras que se sumergen en este campo por primera vez, entre las que destacan Espido Freide, Marta Robles o Paula Iwasaki. Además, cada historia ha sido ilustrada por un artista diferente, lo que hace de este proyecto colaborativo un viaje multidisciplinar al corazón del crimen y la crueldad. Como colofón al proyecto ideado por Fernando Marías, el conjunto de relatos ha sido publicado por el sello Alrevés en una cuidada edición que hace las veces de catálogo de la exposición y permite acercar su arte a todo el mundo.

La truculencia de los temas plasmados en la exhibición ha contrastado, sin embargo, con la alegría mostrada por los asistentes a su apertura, quienes han abarrotado el espacio habilitado por el museo para acoger la muestra. El éxito de público del acto ha coincidido por las palabras de agradecimiento del director de la entidad, Julio Ramón, entusiasmado ante la oportunidad de formar parte del proyecto. Tras sus palabras, han sido Fernando Marías y Juan Bolea, director del FAN, quienes han oficiado de maestros de ceremonias. El principal ideólogo del festival ha confesado el orgullo que sentía al poder ofrecer un evento de tal naturaleza, como principal representación “del espíritu de Aragón Negro”.

A modo de reveladora anécdota, Bolea se ha remitido a la representación en el cartel oficial del ciclo de la actriz Hedy Lamarr, ‘femme fatale’ por antonomasia del cine negro y a la que ha descrito como “enormemente simbólica”. “Lamarr tuvo una vida de ensueño. Fue una diva de Hollywood y trabajó con los más grandes cineastas, pero no fue una mujer feliz. Nunca fue reconocida como lo que ella realmente deseaba: una intelectual”, ha recordado el director.

El homenaje a la malograda pensadora no ha terminado con la intervención del escritor gaditano, y en un arranque de espontaneidad Fernando Marías ha pedido al tomar la palabra un aplauso para ella, que ha sido correspondido de buena gana para el público. Declarado gran admirador de la intérprete en calidad de depositaria de buen número de virtudes en las que creer, el literato ha rememorado el nacimiento de su proyecto como una forma de luchar contra las tópicas etiquetas agregadas a las mujeres por largo tiempo. En su alegato, se ha visto acompañado por las escritoras Patricia Esteban y Raquel Lanseros, que han ocupado el escenario para presentar sus correspondientes aportaciones a la exposición y demostrar la crudeza de su literatura.

LANSEROS, UNA MUJER FUERTE EN EL ESCENARIO

La inclusión de Raquel Lanseros, reconocida poetisa, en el grupo de autoras escogidas ha sido señalada por Marías como parte de un esfuerzo consciente en busca de la renovación del género: “yo quería que el libro terminase con un poema. Parece imposible que la literatura negra aparezca en un poema o entre dentro de la poesía. Y yo quería demostrar que sí es posible”. Por ello, la aportación de Raquel, que ha recitado sus versos junto a dos textos inéditos, ha sido destacada como una de las novedades más importantes brindadas por la exposición.

El final de la velada ha llegado al son de la poesía y la música de Josete Ordóñez y Rosa Marip, quienes han tocado un par de composiciones basadas en los poemas ‘Cuatro dedos’ de Lanseros y ‘Viejitos felices’ de Marta Robles. El ‘Pequeño café vienés’ de Lorca se ha unido a ellas para despedir a los presentes y marcar el cierre de una de las jornadas más especiales del FAN, a la espera de que más y más personas se acerquen a conocer los extraordinarios mundos tejidos en torno a la ‘HNegra’. Porque ellas, pese a los tópicos, no son ángeles ni demonios. Son mujeres.

Pincha aquí para ver la galería completa. FOTOS: INFINITY CONSULTORES DE COMUNICACIÓN

 

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.